9 padres del reino animal que conmueven por la forma en que cuidan a sus hijos

Cuando pensamos en las maravillas del mundo animal, usualmente nos acordamos de esos
grandes actos que llevan a cabo algunas madres que las hacen parecer hasta humanas: la matriarca elefante y su asombrosa tolerancia al dolor, las abuelas orcas que son nodrizas de sus nietos o la aperrada y trabajadora mam leona. Pero, qu hay de los padres?

Hay un prejuicio extendido que postula que
los padres del reino animal son todos unos holgazanes que solo se acercan a la hembra para aparearse y despus siguen su camino. Pero en los casos que a continuacin te exponemos, muchos de ellos de especies chilenas, no hay nada ms alejado de la verdad! Estos padres dan su vida por sus hijos, se hacen cargo de su alimentacin, los cargan y hasta son responsables de sus nacimientos.

En este
Da del Padre, queremos reivindicar la paternidad animal a travs de ejemplos que atestiguan que el amor de pap no es solo una cosa cultural y aprendida, sino que viene de fbrica y tambin es capaz de admirables actos de entrega.

Pap mono tit: cargando y educando a su cra

Para los
monos tit —que viven en parte de Brasil, Per y Bolivia- la monogamia no es algo «tirado de las mechas». Muchos de ellos establecen vnculos que perduran toda su vida, fundando clanes de hasta 15 miembros por pareja.

Cuando la madre tit da a luz, de inmediato es el padre quien carga a la cra sobre su lomo, y as permanecer durante los prximos tres o cuatro meses, aunque cada vez dndole ms libertad para jugar y dar sus primeros pasos. Este pap mono atento, acerca varias veces al da a su hijo hasta su mam para que ella pueda amamantarlo, pero luego lo sube de nuevo sobre su espalda para continuar mostrndole el mundo (y de paso, ensendole a vocalizar).

Y eso no es todo! Hasta que la cra cumple un ao,
es el padre quien comparte su alimento con l, pues la madre debe ocuparse de tener una buena dieta para garantizar buena leche para el monito.

Pap caballito de mar: embarazado y con un duro parto

Aunque desconocemos si el caballito de mar macho tiene nuseas por las maanas o antojos inusuales por las tardes, la verdad es que
se embaraza! A partir de un coqueto ritual de apareamiento, la hembra de esta especie deposita sus huevos dentro del cuerpo de su pareja, para que luego el padre los fertilice y los cargue hasta el momento del nacimiento.

As,
el pap caballito de mar luce una abultada panza durante 45 das con gran orgullo, hasta que comienzan las contracciones. Es entonces cuando da a luz a hasta 400 hipocampos, como tambin se le llama a esta especie, de manera casi pirotcnica y aparentemente muy agotadora. Sin duda un excepcional caso de la naturaleza.

Pregnant Poppas: the Underknown Parenting Skills of the Male Seahorse

Pap pingino emperador: luchando contra las inclemencias de la Antrtica

La marcha que el pingino emperador realiza cada ao para lograr que su cra sobreviva, es absolutamente conmovedora (viste el documental El viaje del emperador?). Cada temporada, al volver a su zona de reproduccin, busca a su pareja del ao anterior para aparearse y solo en el caso de no encontrarla (a causa de su eventual muerte) lo hace con otra. Fruto de esto, la hembra pone un huevo en pleno invierno antrtico y parte a alimentarse nuevamente al mar, porque el proceso es muy cansador y necesita reponer energas.

Pero ese huevo no queda abandonado a su suerte,
el padre rpidamente lo pone sobre sus patas y lo cubre con parte de su abdomen y su plumaje para brindarle calor. Es tal su entrega a esta cra, que durante los dos meses siguientes no come ni se mueve para no exponerla a las crudas condiciones del ambiente. Quietecito y esperando el nacimiento, pasa todo el invierno.

En septiembre
nace el polluelo, lo que coincide con la llegada de la madre. Es entonces que se produce el relevo y, mientras la mam cuida a la cra, el macho por fin sale a alimentarse. Pero si la madre se retrasa, el padre la alimenta a partir de una secrecin blanca que regurgita desde su estmago casi vaco, en un ltimo gran esfuerzo por mantenerla viva.

March of the Penguins Official Trailer #1 – (2005) HD

Ranita de Darwin: a falta de madre, bueno es comerse a los nios?

Y si el caballito de mar es capaz de embarazarse, los machos de
ranita de Darwin —anfibio en peligro de extincin y endmico de los bosques templados de Chile y Argentina- doblan su apuesta: se «embarazan» pero dentro de su boca! Cmo es esto?

Despus del amplexo (el equivalente anfibio a la cpula de los mamferos), la hembra deposita sobre el suelo del bosque entre 3 y 30 huevos, los que son
fertilizados por el macho. La mam se va y es el padre quien se queda a cargo de vigilar a los pequeos por nacer, pendiente de que no enfrenten ningn peligro.

Dos semanas despus, cuando los embriones comienzan a moverse dentro del huevo, pap ranita dice «es hora de metrmelos a la boca», pero no para comrselos! Sino
para que los huevos eclosionen y las larvas viajen al saco bucal, una bolsita que est bajo la lengua del padre.

Durante seis a ocho semanas, las larvas crecen en este lugar seguro, alimentndose de una sustancia especial que les proporciona el macho, hasta que se produce la metamorfosis y se transforman en sapos (al revs del prncipe del cuento). En este milagroso momento, pap ranita de Darwin vomita (literalmente) a sus hijos, quienes comienzan su vida independiente.

Ranita de Darwin macho con renacuajos en su interior/ Geográfica Producciones.

Pap zorro rojo: proveedor y protector

El
zorro rojo no se embaraza ni tampoco carga con sus hijos de un lado a otro, pero su mrito es igualmente potente. Es el padre protector que vigila, provee, alimenta y ensea a sus hijos hasta que tienen la edad suficiente para valerse por s mismos.

Cual app de
delivery gratuita, el padre llega todos los das a la guarida de sus cras, donde tambin est la madre, con comida fresca para alimentarlos durante al menos tres meses. En muchas ocasiones incluso padre y madre practican la monogamia, y se preocupan de manera diligente de la crianza conjunta de sus hijos.

Una vez que las cras estn ms grandes, el padre
deja de consentirlas tanto, impulsndolas a cazar a sus propios animales y a explorar su entorno. Tanto as, que entierra algunas presas cerca del lugar donde duermen para que los cachorros las olfateen y empiecen a desarrollar sus propios instintitos de depredadores.

9 padres del reino animal que conmueven por la forma en que cuidan a sus hijos

El fotgrafo Ian Murray tom imgenes de este zorro macho y sus cras durante tres aos, pensando que se trataba de una hembra/The Dodo/Ian Murray/Wallace River fotografa.

Pap and: incubando y defendiendo a los charitos

El
and, presente en nuestra Patagonia, es un padre ejemplar. Una vez que se aparea con la hembra, se mantiene cerca del nido, a la espera de que ella deposite los huevos. Para la madre esto es un trmite; apenas lo ha hecho, desaparece en bsqueda de nuevas parejas con las que aparearse.

Es entonces que
el macho se acerca a los huevos y asume su incubacin completa, durante hasta 40 das. Escondido entre la vegetacin, protege a sus futuros hijos de manera activa, peleando con otros machos para defender a su prole. Cada cierto tiempo el pap and voltea los huevos para que su temperatura sea homognea y las membranas no se adhieran.

Entre diciembre y enero aparecen los «charitos» (pichones de and) y el padre es tambin quien
se encarga de su crianza, protegindolos del zorro, el chingue y el quirquincho peludo, sus mayores enemigos.

Pap cisne de cuello negro: «con mis polluelos no te metas»

El macho de esta ave, tambin
presente en nuestro territorio, es un padre presente y con las cosas claras. Despus de aparearse, la pareja construye un nido muy cerca del agua, usando juncos, plantas acuticas, coirn y cmodamente acolchado a veces con lana de oveja. En este sitio, la mam cisne incubar unos cuatro u ocho huevos.

Pese a que esta vez es ella la que da calor y cuidado directo a sus futuros hijos, el pap cisne de cuello negro
permanece cerca todo el tiempo, incluso ocupndose activamente del nido cuando la mam sale a alimentarse. Es entonces que saca su veta ms agresiva, espantando a quien ose mirar de cerca los huevos.

Cuales »
patitos feos», los polluelos nacen muy distintos a sus distinguidos padres, todos chascones y sin el caracterstico cuello negro. En esta primera etapa, es comn verlos montados sobre la espalda de su padre o madre, quienes participan conjuntamente de su crianza y de su traslado para brindarles calor, abrigo y descanso bajo sus alas.

Papa lobo: rompiendo estereotipos

Contrario a lo que muchos piensan sobre los
lobos, el macho alfa de la manada dista mucho de ser ese animal agresivo y que muestra sus dientes tanto a los enemigos como a su prole. La agresividad por la que son mundialmente conocidos los lobos es un estereotipo, porque la verdad es que el padre de esta especie suele ser seguro de s mismo, brindando confianza a su familia, pero de manera siempre cariosa. Gigantescas bestias (pueden medir hasta un metro y pesar hasta 80 kg.) que lideran la manada, suelen jugar con sus cachorros de t a t, dejndose ganar solo para satisfacer a los pequeos, quienes salen ilesos y triunfantes de esta «lucha».

Hay pocos padres animales que cuiden a sus hijos durante todo el ao, vigilndolos y llevndoles alimento. Pues bien,
el pap lobo ayuda a criar a sus hijos durante varios aos, protege a la hembra y ejerce un papel de modelo para sus cachorros.

La devocin por su familia y su rol basado en el respecto a la manada, se complementa con cierta sumisin a las decisiones de la hembra, pues algunos expertos
plantean que realmente quien «corta el queque» en el bosque, es la matriarca.

Pap gorila: los hurfanos tienen en quien confiar

Los machos adultos de los
gorilas, conocidos tambin como «espaldas plateadas», son fuertes y dominantes, estando al mando de grupos de entre 5 a 30 individuos. Al tener fuerza y potencia, estn a cargo de la seguridad del equipo, tomando las decisiones importantes y mediando en los conflictos internos, incluso en las pequeas disputas entre los pequeos hermanos.

Pero este pap mono no es un ser agresivo con su familia,
solo saca las garras cuando un macho ajeno quiere aparearse con sus hembras, lo que inevitablemente desencadenara el asesinato de sus cras, para eliminar toda la descendencia del vencido. Por eso es muy protector con los monitos que an «no dejan el nido», pues machos y hembras parten en bsqueda de sus propios grupos al cumplir ms o menos los diez u once aos.

Cuando las hembras mueren y sus cras quedan hurfanas, el macho asume muy bien su rol de padre, relevando las labores maternales. Adems, diariamente se ocupa de alimentar a todo el grupo, lo que no es menor si se considera que cada gorila come casi 23 kilos en promedio por jornada.

Conoces otro padre animal que destaque por su conducta?