Al menos 18 civiles muertos por bombardeos rusos en Siria

Al menos 18 personas murieron y decenas resultaron heridas debido a los bombardeos rusos y sirios en la provincia de Idlib, el último bastión opositor en el norte del país.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos detalló que al menos 12 personas, incluidos cinco niños, fallecieron en la localidad de Urum al Yuz, en el oeste de Idlib, mientras que otras cuatro personas, entre ellas dos niños, fallecieron en Kafroma, y otro civil en la población de Yabala.

Además la Defensa Civil Siria («cascos blancos», que desarrolla labores de rescate en las áreas fuera del control del gobierno, confirmó que entre los fallecidos se encuentra uno de sus miembros, el cual era reportero independiente.

Uno de los integrantes de este cuerpo, identificado como Anas al Dyab, murió por un bombardeo rusomientras operaba en la ciudad de Jan Shijún, según los «cascos blancos».

En su cuenta oficial de Twitter, la Defensa Civil aseguró que el joven llevaba años «documentando los crímenes de guerra de Rusia y del régimen» sirio como fotógrafo independiente.

Asimismo, Al Dyab fue uno de los tres cascos blancos que ofreció su testimonio sobre el ataque químico contra Jan Shijún, que en abril de 2017 dejó decenas de muertos y del que la ONU responsabilizó al ejército sirio.

Fallecidos podrían aumentar

El Observatorio agregó que las víctimas por los bombardeos de este domingo podrían aumentar, debido a que hay heridos de gravedad, además de desaparecidos y bloqueados bajo los escombros de las viviendas bombardeadas.

La aviación de Damasco y su principal aliado, Rusia, han golpeado Idlib casi a diario en los pasados meses, en el marco de una escalada de la violencia en todas las áreas donde aún hay presencia de grupos opositores al gobierno en el noroeste de Siria.

En la región rige un acuerdo entre Moscú y Ankara para rebajar la tensión entre el gobierno y los rebeles, que, sin embargo, se han enfrentado repetidamente y los choques han dejados cientos de víctimas en ambos bandos, además de decenas de civiles.