Arabia Saudí busca crucificar a joven por exigir respeto a los derechos humanos

En el 2000, con tan solo diez años, Murtaja Qureiris salio a las calles a una movilizacion de niños en bicicleta, con un megafono exigio al gobierno respetar los derechos humanos, este hecho que quiza hubiera parecido anecdotico provoco que tres años despues fuera encarcelado.

Ahora, al haber cumplido la mayoria de edad, enfrenta la pena capital, pues la fiscalia pidio que sea crucificado publicamente y su cuerpo desmembrado.

Maya Foa, directora de la organizacion Reprieve, considero que Qureiris seria la victima mas joven del sistema de justicia de ese pais, incluso hay mas jovenes en el corredor de la muerte de la fiscalia solo por ejercer su derecho a la libertad de expresion.

El joven, de la minoria chii, se ha convertido en el enesimo icono del calvario que sufren quienes desafian a la monarquia del principe heredero Mohamed bin Salman.

Su hermano Ali fallecio a raiz de la represion gubernamental en una de la marchas que tomaron las calles en 2011, en el contexto de la denominada “primavera arabe”.

Aunque el joven fue detenido en 2014, la fiscalia no presento cargos en su contra hasta tres años despues, entre las acusaciones que se le hacen esta participar en protestas antigubernamentales, asistir al funeral de su hermano, tener armas de fuego, lanzar bombas molotov y afiliarse a una organizacion terrorista.

(Con informacion de Milenio