Asesinan a embarazada para robarle a su bebé

Agencia
CHICAGO, Estados Unidos.- Marlen Ochoa-Lopez tenia 19 años de edad y nueves meses de embarazo. La joven, que vivia en Chicago, salio de la escuela a las 15 horas del 23 de abril del presente año, conduciendo su vehiculo Honda Civic color negro, supuestamente para recoger en la guarderia a su otro hijo, de tres años.

Sin embargo, la guarderia se comunico con la familia para advertir que Marlen no llego por el pequeño. En tanto, su esposo reporto que recibio un mensaje de texto en el que decia que estaba muy cansada para conducir. Y no se supo mas de ella… hasta un mes despues.

La policia reporto el hallazgo de un cuerpo sin vida en una casa en el lado suroeste de Chicago: era Ochoa-Lopez, pero eso no fue lo peor: su bebe habia sido arrancado de su vientre.

La joven fallecio por estrangulacion con ligadura, revelo la Oficina del Medico Forense del Condado de Cook, y su muerte fue considerada un homicidio.

Clarissa Figueroa, de 46 años, y su hija Desiree Figueroa, de 24 años, residentes de la cuadra 4100 de la calle 77 place, enfrenta cada una un cargo de asesinato en primer grado.

El novio de Clarissa, Piotr Bobak, de 40 años, enfrenta cargos graves por encubrir un homicidio y ocultar la muerte de una persona, dijo la policia.

Una pesadilla para la familia de Marlen

Alrededor de las 18:00 horas el mismo dia que Ochoa-Lopez no recogio a su hijo de la guarderia, los paramedicos del Departamento de Bomberos de Chicago fueron enviados a la misma casa del suroeste de Chicago, donde se encontro su cuerpo semanas despues. La llamada fue sobre un bebe recien nacido.

Por Otro Lado:  Donald Trump veta resolución para salir de la guerra de Yemen

«La persona que llamo dio a luz hace 10 minutos», dice un despachador del 911 en grabaciones de audio obtenidas por WLS. «46 años de edad. El bebe no esta respirando. El bebe esta palido y azul. Ellos estan haciendo RCP».

El bebe fue llevado al hospital en estado critico, informaron los funcionarios a los medios locales. Segun la familia de Ochoa-Lopez, era el bebe de la adolescente desaparecida que habia sido cortado y arrancado de su cuerpo.

Al extraer ADN del cepillo de dientes y el cepillo para el cabello de Ochoa-Lopez, los detectives pudieron confirmar una coincidencia con el bebe que fue trasladado al hospital en abril, dijo su familia al Chicago Tribune.

El bebe, que recibio el nombre de Yadiel Yovany Lopez por parte de la familia, recibe apoyo vital y no tiene ninguna funcion cerebral, dijeron los miembros de la familia.