Confirmado: Harold Mayne-Nicholls vuelve al fútbol chileno con un «jugoso» proyecto y un cargo vital en Colo Colo

Jaque mate. La jugada maestra de Aníbal Mosa para volver a dirigir a Blanco y Negro, la sociedad anónima que administra a Colo Colo, tenía un nombre guardado bajo siete llaves: Harold Mayne-Nicholls.

El empresario de origen sirio vuelve a la testera de la entidad, tras un año de mandato de Gabriel Ruiz-Tagle, con un nombre gigante como principal aliado, porque el ex mandamás de la ANFP será el vicepresidente ejecutivo de la tienda que hace de local en el Monumental.

Mayne-Nicholls, quien estuvo a un paso de asumir un cargo similar en Azul Azul, llega a Colo Colo con la misión de ser la cara visible del proyecto que espera llevar a cabo Mosa, que por ahora toma la presidencia de la concesionaria por dos años.

El periodista será el encargado de ejecutar las ideas e iniciativas dirigenciales que se tomen en la mesa de Blanco y Negro, las cuales tienen un fuerte respaldo del Club Social y Deportivo, porque apuntan a mejoramientos el estadio, acercarse a los socios y entregarles descuentos y estímulos reales, además de la siempre fuerte inversión que se realiza en el Primer Equipo.

Harold Mayne-Nicholls, además, asumirá un rol comunicacional fundamental, porque quien enfrente en mayor medida a los medios, haciendo una especie de «vocería», para que Mosa pueda trabajar más «tranquilo» y no se exponga mediáticamente, como lo fue en su anterior período como presidente de Blanco y Blanco.

Colo Colo se arma nuevamente en su testera, con varios nombres nuevos y Mayne-Nicholls como hombre fuerte.