“El beso de la muerte” casi mata a un recién nacido

Agencia
REINO UNIDO.- Cuando Noah Tindle tenia solo cuatro semanas de edad, en septiembre del año pasado su madre, Ashleigh White, de 21 años, advirtio que

Los medicos sugirieron que Noah hubiera contraido el virus a traves de un adulto que le beso en la cara y le transmitio la infeccion, provocando que el recien nacido casi perdiera la vista en un ojo.

Ashleigh supuso que que el contagio se produjo durante un bautizo al que acudieron apenas cinco dias antes, «donde los amigos lo abrazaron y lo besaron». «Pudo haber sido cualquiera de ellos», señala la mujer.

Afortunadamente, el virus se detecto antes de que entrara en el torrente sanguineo de Noah, pero pese a ello el bebe no podia abrir los ojos y estuvo en estado critico durante varios dias. Tambien sufrio un nuevo brote en marzo, lo que significa que necesitara recibir tratamiento por al menos otros nueve meses.

«Tuve la suerte de llegar a tiempo y tener todavia a mi niño aqui conmigo hoy, pero algunos podrian no ser tan afortunados. Fue agotador fisica y mentalmente ver a Noah tan mal. Haria cualquier cosa para ayudar a evitar que las familias pasen por lo que pasamos nosotros, asi que, por favor, por favor, no besen a los recien nacidos», suplico Ashleigh.

Noah, que ya ha cumplido los nueve meses de edad, paso 10 semanas recuperandose en el hospital y debera seguir tomando medicamentacion antiviral hasta 2020.