El candidato presidencial de Cristina Fernández niega que ser un «títere» político

El candidato presidencial de Cristina Fernández niega que ser un

El precandidato presidencial argentino Alberto Fernández, a quien la expresidenta Cristina Fernández (2007-2015 acompaña como vicepresidenta en su fórmula, dijo este domingo que no es un “títere” de su segunda de lista, como aseveraron ayer sus críticos cuando se conoció la candidatura.

“Muchos decían que ejercía una gran influencia sobre ella en esta etapa y ahora creen que soy un títere. No soy ni una cosa ni la otra”, afirmó Alberto Fernández en declaraciones a los medios en la puerta de su casa del barrio porteño de Puerto Madero cuando regresaba de pasear a su perro.

El que fuera exjefe de gabinetes kirchneristas entre 2003 y 2008, que en el pasado tuvo diferencias con Cristina que culminaron en su salida del Ejecutivo, aseveró que cuando tuvo “diferencias” con ella se marchó y que cuando la tuvo que “criticar”, la criticó, algo de lo que no se desdice.

Recalcó que en un Gobierno es el presidente el que “toma las decisiones” pero reconoció que es “esencial” que Cristina Fernández esté con él.

“Si Cristina no me hubiera acompañado, no sé qué hubiera dicho, pero para mí es esencial porque Cristina es la referencia central de la política argentina”, analizó.

Alberto Fernández hizo un símil futbolístico sobre lo que significa tener a la expresidenta con él.

“Que Cristina esté conmigo es maravilloso porque es como tenerlo a Messi y yo soy el nueve que hace los goles”, comparó.

Preguntado por la inusual decisión de la antigua jefa de Estado para concurrir como vicepresidenta, Alberto Fernández lo atribuyó a la “generosidad” de Cristina para con Argentina.

“Cristina cree que yo sirvo más para este momento que ella, siente que la Argentina de hoy no es igual que la que le tocó a ella”, consideró.

La candidatura de Fernández-Fernández se lanzó este sábado en un vídeo en el que la actual senadora reconoce que los dirigentes deben dejar de lado “las ambiciones y las vanidades personales” y por eso se mostró dispuesta a aportar “desde el lugar que pueda ser más útil”.

Primero, la dupla deberá superar las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO el próximo 11 de agosto, en las que los ciudadanos deberán definir con su voto cuál de las listas con aspirantes a un mismo cargo que presenta cada partido o coalición será la que participe en los comicios generales de octubre.