El hombre asesinado a golpes por sentarse a comer «donde no debía»

La cultura que impregna a la comunidad es visible en todas partes, también en Kot, en el estado septentrional de Uttarakhand.

Los miembros locales de la comunidad de los Dalit aseguran que a Jitendra lo golpearon y lo humillaron en la boda.

Afirman que se fue de la celebración llorando, pero que poco después fue víctima de una emboscada y lo atacaron de nuevo, esta vez con más brutalidad.

La madre de Jitendra, Geeta Devi, se lo encontró herido afuera de su casa, que está en ruinas, a la mañana siguiente.

«Tal vez había estado tirado allí toda la noche«, dijo, señalando el sitio dónde lo encontró. «Tenía moretones y marcas de lesiones por todo el cuerpo. Intentó hablar pero no pudo».

Kot, en el estado de Uttarakhand
En el pueblo de Kot hay más familias de castas superiores que Dalit.

La mujer no sabe quién dejó a su hijo fuera de su casa. Jitendra murió nueve días después en el hospital.

La muerte del chico es una doble tragedia para la madre: hace casi cinco años, su marido también murió.

Esto significa que Jitendra, que era carpintero, se convirtió en el único sostén de la familia y tuvo que abandonar la escuela para ponerse a trabajar.

La familia y los amigos lo describen como un chico discreto que hablaba muy poco.

Sus seres queridos exigieron justicia por su muerte, pero encontraron poco apoyo entre la comunidad.

«Hay miedo. La familia vive en un área remota. No tienen tierra y son económicamente vulnerables», dijo Jabar Singh Verma, un activista Dalit.

De las 50 familias que viven en el pueblo de Jitendra, solo unas 12 o 13 son Dalit.

«En los pueblos de los alrededores también hay más familias de castas altas que Dalit», añade el activista.

Los Dalit constituyen casi el 19% de la población de la región de Uttarakhand, que cuenta con un largo historial de atrocidades contra ellos.

La policía arrestó a siete hombres en relación con la muerte de Jitendra, pero todos niegan cualquier participación con el asunto.

Grupo de miembros de casta superior en Kot.
Los habitantes del pueblo de casta superior niegan discriminar a la comunidad Dalit.

«Se trata de una conspiración contra nuestra familia», dijo una mujer cuyos padres, tíos y hermanos están entre los acusados. «¿Por qué tendría que pelearse mi padre por motivos de casta en el matrimonio de un Dalit?»

«Debió de sentirse avergonzado por haber sido golpeado y tomó docenas de píldoras que lo llevaron a la muerte», dijo otra persona local de casta superior.

Pero los ‘intocables’ de la aldea, furiosos por la muerte de Jitendra, niegan categóricamente estas afirmaciones.

Dicen que Jitendra sufría de epilepsia, pero insisten en que no hay ninguna posibilidad de que tomase una sobredosis de su medicamento.

Aparte de estas declaraciones, las familias Dalit locales permanecieron, mayoritariamente, en silencio.

«Esto se debe a que dependen económicamente de las familias de las castas más altas», dijo el activista Daulat Kunwar.

«La mayoría de los Dalit no tienen tierras. Trabajan en los campos de sus vecinos ricos, de casta superior. Saben las consecuencias que tendría hablar», añade.

La familia de Jitendra ya experimentó algunas de estas consecuencias: la madre asegura que sufren presiones para que dejen de buscar la verdad.

«Unos hombres se acercaron a nuestra casa y trataron de asustarnos», dice la mujer. «Nadie nos apoya, pero nunca renunciaré a nuestra búsqueda de justicia».