En misa con casco

La primera misa en Notre Dame tras el incendio

PARÍS (EFE.— Dos meses despues de ser devastada por el fuego, Notre Dame acogio ayer su primera misa en condiciones aun muy precarias, que obligaron a la treintena de participantes a llevar cascos de obra por el riesgo de desprendimientos.

Con esa estampa tan poco habitual, sobre las 18 horas local, comenzo la ceremonia en la capilla de la Virgen, detras del coro, con una presencia sobre todo de religiosos, entre ellos el arzobispo Michel Aupetit.

Al acto tambien fue una representacion de las personas que trabajan en las obras y de laicos de la diocesis de Paris; “poca gente porque es muy peligroso”, señalo el embajador encargado de la movilizacion internacional para Notre Dame, Stanislas de Laboulaye, en un encuentro con prensa española.

“La catedral de Notre Dame nacio de la fe de nuestros ancestros (…, y en particular de la ternura de los cristianos hacia la Virgen”, dijo el arzobispo Aupetit en la homilia de la eucaristia.

Recordo que antes que nada la catedral es un lugar de culto y que “no hay turistas en Notre Dame”, por lo que el templo “se vendria abajo” sin la presencia divina.

Tambien se mostro muy critico con la perdida de sitio de la religion en el espacio publico, motivada a su juicio por la ignorancia de la sociedad en esas cuestiones.

Pese a la celebracion de esta primera eucaristia, Notre Dame esta lejos aun de recuperarse. Habra que limpiar el barrio y la catedral contaminados por el plomo que recubria la cubierta y la aguja de Viollet-le-Duc y que se fundio por las llamas que llegaron a alcanzar los 800 grados de temperatura.

Por Otro Lado:  Brunéi castigará a homosexuales apedreándolos hasta la muerte

“Notre Dame de Paris esta aun en situacion fragil, especialmente en la boveda que aun no se ha asegurado, y puede derrumbarse”, apunto el ministro de Cultura, Franck Riester, en una entrevista en la que tambien dijo que solo se han recibido el 9 por ciento de las donaciones prometidas, es decir 80 millones de euros de los 850 millones comprometidos.

De Laboulaye se mostro convencido de que el proceso empezara a tener “un ritmo militar” una vez que a mediados de julio este aprobada la ley que fije el marco legal para la restauracion de la catedral, con exenciones fiscales de hasta un 75 % por mil euros de donacion y la creacion de una agencia que coordinara el general Jean-Louis Georgelin, con experiencia en la guerra de los Balcanes. Por ahora el grueso del dinero es frances y estadounidense, pero vienen donaciones de todas partes porque Notre Dame es “un simbolo mundial”.