¡Escalofriante! Asesinó a embarazada, le extrajo el bebé y pidió fondos para funeral

Agencia
CHICAGO.- La Fiscalia del condado de Cook (Chicago, EE.UU., revelo nuevos detalles del macabro asesinato de una joven embarazada a quien le extrajeron a su bebe el pasado 23 de abril. Segun los investigadores, Clarisa Figueroa, detenida a la espera de juicio junto a su hija y su novio, fingio que era la madre del menor e incluso,

Clarisa dio con su supuesta victima a traves de un grupo de madres jovenes de Facebook. Marlen Ochoa-Lopez, estudiante de secundaria de 19 años, que ya tenia un niño de tres años y estaba en el noveno mes de embarazo, buscaba articulos para bebes, y la sospechosa le ofrecio ropa gratis.

El 23 de abril Ochoa llego a la casa de las Figueroa para recoger la ropa ofrecida por su nueva amiga de Facebook. Segun los investigadores, el asesinato lo cometieron en el sofa de la casa, mientras Desiree distraia a Ochoa con un album de fotos. Fue entonces cuando la madre se acerco sigilosamente por detras y le puso un cable alrededor del cuello.

Ochoa intento resistirse, pero Desiree colaboro apartando los dedos que la victima habia interpuesto entre el cabe y su cuello. Cuando al cabo de cinco minutos Ochoa murio, Clarisa saco al bebe de su vientre usando un cuchillo de cocina, se deshizo del cuerpo de la joven, que deposito en un cubo de basura en el patio trasero de su casa, y llamo al 911 para denunciar que acababa de dar a luz a un bebe que no respiraba.

La mujer incluso lanzo una campaña en la plataforma GoFundMe para recaudar dinero para el supuesto funeral del pequeño, alegando que estaba enfermo e iba a morir. El bebe se encuentra ahora en el hospital en condicion critica.

Los detectives que investigaban la desaparicion de Ochoa conectaron el caso con las Figueroa, despues de que una amiga de la victima les dijera que tenia intencion de recibir algunas cosas para su bebe de una mujer que habia conocido via Facebook. Tras comprobar que el ADN del neonato no se correspondia con el de Figueroa, sino con el de Ochoa y su marido, los investigadores registraron la casa de las supuestas asesinas, donde encontraron evidencia de uso de limpiador, asi como ropa quemada y sangre de la victima.

Clarisa y Desiree Figueroa han sido acusadas ​​de asesinato en primer grado y agresion agravada. El novio de Clarisa, Piotr Bobak fue acusado de ocultacion de homicidio. Segun NBC Chicago, este viernes los sospechosos comparecieron ante el juez y se les nego el derecho a fianza. La proxima vista esta prevista para el 3 de junio.