“Está jodido”, así calificó el programa de aviones de combate F-35 el secretario de Defensa interino de Trump

 

“Está jodido”, así calificó el programa de aviones de combate F-35 el secretario de Defensa interino de Trump

El secretario interino de Defensa, Patrick Shanahan, dijo a los investigadores de la Oficina del inspector general del Pentágono que llamó al programa de aviones de combate F-35 estaba “jodido”, pero dejó en claro que no se estaba refiriendo al avión en sí, que dijo que era “impresionante”, según un informe del Departamento de Defensa publicado este jueves.

Los comentarios de Shanahan fueron detallados como parte de una investigación ética realizada por la Oficina del Inspector General del Pentágono sobre las denuncias de que estaba promoviendo los intereses de su exempleador, Boeing, y despreciaba repetidamente al competidor de la compañía, Lockheed Martin, que es el contratista principal para el avión de combate F-35.

En última instancia, Shanahan fue absuelto de cualquier delito, porque los investigadores determinaron que sus “comentarios sobre el programa F-35 fueron sustantivos, relacionados con el desempeño del programa, y fueron consistentes con los comentarios sobre el programa F-35 hechos por otros funcionarios gubernamentales de alto nivel”.

Pero su evaluación preocupante del estado del programa F-35, particularmente su preocupación por la falta de repuestos de aviones, solo fue amplificada por un informe separado publicado este jueves por un grupo de vigilancia federal.

Casi 30% de los aviones de combate furtivos F-35 del ejército estadounidense no pudieron volar durante unos meses del año pasado por la escasez de piezas de repuesto, según un nuevo informe de la Oficina de Responsabilidad del Gobierno.

“Las aeronaves F-35 no pudieron volar casi el 30 por ciento del período de mayo a noviembre de 2018 debido a la escasez de piezas de repuesto”, dijo la GAO, señalando que el Departamento de Defensa tiene un “atraso de reparación de aproximadamente 4.300 partes de F-35”.

El par de informes publicados este jueves genera preguntas adicionales sobre el estado del sistema de armas más caro del mundo. Específicamente, el informe del inspector general deja claro que los investigadores consideraron el hecho de que Shanahan les había dicho que no estaba criticando a la aeronave en sí, sino al programa en su conjunto, al evaluar si había violado algún acuerdo de ética.

“El señor Shanahan nos dijo que no dijo que el avión F-35 estaba ‘jodido’. Nos dijo que el avión F-35 es ‘impresionante’”, afirma el informe. “El señor Shanahan nos dijo que él dijo que el programa F-35 estaba ‘jodido’”.

“Él agregó que estos comentarios eran ‘siempre relativos a un nivel de desempeño, y el número de categorías en las que tienes… problemas fundamentales”, agrega, señalando que las críticas generales de Shanahan al programa F-35 se basaron en una variedad de problemas, que incluyen “piezas de repuesto insuficientes en el inventario” y el costo por hora de vuelo no disminuye lo suficientemente rápido.

El avión de combate F-35 se promociona como el futuro de la aviación militar, un avión letal y versátil que combina capacidades de sigilo, velocidad supersónica, agilidad extrema y tecnología de fusión de sensores de última generación, según Lockheed Martin.

El avión, que mantiene sus capacidades de sigilo, lo que dificulta su detección por parte de los radares enemigos, ha sido uno de los favoritos del presidente Donald Trump, quien ha elogiado al F-35 varias veces por ser “invisible”.

Sin embargo, la aeronave también ha recibido fuertes críticas en los últimos años luego de enfrentar una larga lista de contratiempos, incluidos problemas con software, motores y sistemas de armas.

Y los críticos han continuado expresando su escepticismo acerca de su capacidad de combate, a pesar de las garantías que han dado los líderes militares de Estados Unidos que dicen que los problemas están siendo resueltos.

Se han planteado más preguntas sobre el F-35 este mes después de que una aeronave volada por la Fuerza de Autodefensa japonesa se estrellara en el Pacífico. Japón ha dejado en tierra su flota restante de 12 de los aviones.

Tokio planea hacer de los aviones el pilar de su flota. Corea del Sur y Australia también vuelan el F-35 en el Pacífico, y Singapur ha dicho que quiere comprar los aviones.

Específicamente, los problemas relacionados con la cadena de suministro de la aeronave siguen siendo una preocupación obvia, porque los costos de mantenimiento para el F-35 se estiman en más de un trillón de dólares a lo largo de un ciclo de vida de 60 años, según las estimaciones de la GAO.

“El rendimiento de la aeronave F-35 no está a la altura de los requisitos de los combatientes, es decir, la aeronave no puede realizar tantas misiones o volar con la frecuencia que se requiere”, encontró la GAO. “Este rendimiento inferior al deseado de la aeronave se debe en gran medida a la escasez de piezas de repuesto del F-35 y la dificultad para gestionar y mover partes de todo el mundo”.

El Pentágono y Lockheed Martin han dicho que están trabajando con la GAO para implementar las recomendaciones específicas descritas en su último informe.

“El departamento trabajó con la Oficina de Responsabilidad del Gobierno en este informe de mantenimiento del F-35. El departamento estuvo de acuerdo con las ocho recomendaciones del informe y proporcionó una respuesta oficial específica a cada uno como se detalla en las páginas 69-72 del informe”, dijo en un comunicado a CNN el portavoz del Departamento de Defensa, el teniente coronel Mike Andrews.

Lockheed Martin también dijo que está “tomando medidas agresivas para desarrollar la capacidad de la cadena de suministro, reducir sus costos y mejorar la disponibilidad de piezas para ayudar a reducir los costos de mantenimiento y mejorar la preparación”.

“Estamos invirtiendo, tomando medidas enérgicas y asociándonos con el gobierno y nuestra base de suministro para lograr objetivos de reducción de costos compartidos, al mismo tiempo que mejoramos la preparación para cumplir con la tasa de 80 por ciento de capacidad del Pentágono”, dijo la compañía en un comunicado.

Ryan Browne, de CNN, contribuyó a este informe