Fuerte sismo provocó pánico en Atenas

La emergencia del viernes fue la segunda en poco más de una semana para el nuevo gobierno conservador del primer ministro Kyriakos Mitsotakis, quien asumió el cargo después de las elecciones del 7 de julio.

En el centro de la ciudad, la cruz de mármol de la cúpula de una histórica iglesia del siglo XIX se soltó y se rompió en la calle.

Otra iglesia de Atenas vio como se rompía también la cruz de su cúpula, y una cinta transportadora de carga en desuso en el puerto del Pireo se derrumbó, según se mostró en las imágenes de televisión.

El movimiento telúrico afectó a las líneas telefónicas y provocó cortes de electricidad en varios barrios de la capital.

Los bomberos intervinieron principalmente en varios edificios para rescatar a una docena de personas que quedaron bloqueadas en los ascensores.

“Por el momento no podemos estar seguros de que se trate del principal sismo”, declaróel sismólogo Gerassimos Papadopoulos a la televisión publica ERT.

“Le siguieron tres temblores de menor intensidad, lo que es un buena señal”, agregó el sismólogo, invitando a la población a “mantener la calma”.

Muchos habitantes y turistas fueron evacuados de los edificios y se reunieron en las calles de la capital griega.

En Atenas, el último gran sismo ocurrió en 1999 con una magnitud de 5,9 y dejó 149 muertos y recuerdos traumáticos entre los atenienses.

Grecia está situada sobre importantes fallas geológicas y los sismos son frecuentes, la mayoría de las veces sin causar víctimas.

En julio de 2017, un sismo de magnitud 6,7 en la isla de Kos, en el mar Egeo, dejó dos muertos y daños considerables.

El portavoz del gobierno, Stelios Petsas, dijo en televisión que no hay constancia de daños graves, y que un pequeño número de edificios habían sufrido daños menores.

Petsas agregó que las redes telefónicas se habían “sobrecargado” simplemente por el número de usuarios que llamaban para asegurarse de que sus amigos y familiares estaban bien.

SKAI TV dijo que había 20.000 llamadas por segundo, más que en Nochevieja.

El departamento de bomberos rescató a docenas de personas atrapadas en ascensores en la capital, dijo ERT.