Policía de Hong Kong reprime protesta no autorizada

Hong Kong.- La policia antidisturbios de Hong Kong disolvio este sabado 27 de julio con gases lacrimogenos y balas de goma a los manifestantes de una concentracion prohibida en Yuen Long, cerca de la frontera con China, donde la pasada semana activistas prodemocracia fueron agredidos por presuntos pandilleros.

Los agentes recurrieron en varias oportunidades a los gases para frenar a la multitud, despues de que los manifestantes lanzaran objetos y rodearan un auto policial. En la noche pasaron a usar las balas de goma contra unos 200 recalcitrantes que se protegian con paraguas.

Se produjeron entonces enfrentamientos y la policia efectuo numerosas detenciones. Al menos nueve personas resultaron heridas, cinco de ellas de gravedad, segun fuentes medicas.

La manifestacion de este sabado fue convocada en respuesta a la violenta intervencion de hombres vestidos de blanco el pasado domingo, que con bates y palos golpearon a manifestantes antigubernamentales que regresaban a sus casas tras una protesta, lo que desperto la indignacion en Yuen Long.

Segun los hospitales, 45 personas resultaron heridas en esos incidentes. La policia, muy criticada por su lentitud a la hora de actuar, informo del arresto de 12 personas vinculadas con los actos violentos, nueve de las cuales estarian vinculadas con pandillas.

Pero la policia decidio prohibir la manifestacion de este sabado –algo inusual–, aduciendo que existia un riesgo de que los manifestantes atacaran a los lugareños.

Los hongkoneses decidieron hacer caso omiso a las autoridades y seguir adelante con sus planes de concentrarse.

La marcha comenzo de forma pacifica. Pero pequeños grupos de manifestantes radicales, muchos con casco y escudo, se enfrentaron a las autoridades en las afueras de la localidad, acusandolas de apoyar a las pandillas.

Por Otro Lado:  Tormenta cobra la vida de seis turistas; incluyendo dos niños

La tension aumento rapidamente cuando algunos manifestantes lanzaron objetos contra los agentes y pintaron con grafitis una camioneta de la policia.

Los manifestantes formaron luego escudos de paraguas para protegerse de los gases.