Policía lanzó gas lacrimógeno a manifestantes en Hong Kong en la séptima semana de protestas

La policía de Hong Kong disparó gas lacrimógeno a los manifestantes en Hong Kong durante las protestas este domingo, donde decenas de miles se tomaron las calles por séptimo fin de semana consecutivo en medio de la crisis política sobre la normativa de extradición, la cual se encuentra suspendida.

La manifestación comenzó como una marcha pacífica, donde los organizadores estiman llegaron más de 400 mil personas. En tanto, la policía sostuvo que fueron 138 mil las personas que participaron de esta.

¡Hong Kong Libre!” fue gritado repetidamente por los manifestantes, quienes usaron las vestimentas negras ya antes vistas.

Pero a medida que la noche fue avanzando, miles desafiaron las órdenes de la policía y marcharon más allá del punto de término, hacia la oficina de enlace del gobierno de China.

Lee también:Reino Unido considerará una acción “contundente” si Irán no libera un petrolero con bandera británica

Algunos manifestantes rayaron eslogans en los muros cercanos al edificio antes de retirarse ante la creciente presencia de los oficiales de policía.

Las escaramuzas intermitentes continuaron en los gritos “Liberen Hong Kong”, mientras la multitud avanzaban hacia el centro de la ciudad. Una vez allí, la policía antidisturbios armada con bastones y escudos, dispararon gases lacrimógenos para dispersar al grupo, que mayoritariamente estaba compuesto por jóvenes.

Los enfrentamientos de este domingo son los últimos en una seguidilla de confrontaciones violentas, a medida que el movimiento de manifestantes evoluciona hacia un amplio llamado para una reforma democrática.

El Frente Civil de Derechos Humanos, quienes organizaron la marcha de este domingo, demandan una investigación independiente sobre lo que llaman tácticas de policía innecesariamente brutales, junto a la liberación de quienes han sido arrestados en las manifestaciones previas.

Si bien desde el 18 de junio que la Jefa Ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, aseguró que el proyecto de ley estaba “muerto” y que no había planes de reanimarlo, los manifestantes no creen que sea suficiente.

Han llamado a una completa y formal retirada de la ley, así como la renuncia de Lam y otras reformas para la ciudad.

Lee también:El femicidio que inició las protestas en Hong Kong contra el proyecto de extradición a China