PUERTO RICO: presión hasta estallar

Por MARÍA VICTORIA VALDÉS RODDA

Manifestación en Puerto Rico por la renuncia del Gobernador/ AP
(Foto: Associated Press)

“La resistencia es poderosa; el pueblo tenía que despertar y este es un punto de inflexión”, apreciaciones expresadas a Bohemia por el abogado independentista Salvador Tio, testigo de excepción y protagonista de las multitudinarias marchas por la renuncia del gobernador Ricardo Roselló, que por estos días remueven a la llamada Isla del Encanto.

La masividad de las movilizaciones ciudadanas es de una importancia cardinal por cuanto no es previsible que el funcionario público abandone su puesto, sobrado de si como se encuentra. A tal punto que supuso que con un simple mea culpa ante las cámaras de televisión iba a apaciguar la ira del pueblo. Ese que ha visto mermada sus condiciones de vida a partir de sus políticas neoliberales, cuyo peor rostro se hizo visible el pasado año tras el huracán María.

Por eso este 22 de julio un millón de boricuas, cifra confirmada a Bohemia por ArgosIs-COMITÉ Por la Descolonización de Puerto Rico, enfilaron hacia Fortaleza con exigencias de que abandone el cargo porque ya no lo encuentran capacitado, ni en lo moral ni en lo ético, para gobernar.

La composición del bloque es heterogéneo, y si bien los independentistas sobresalen por su combatividad y entrega, existe un denominador común entre la casi totalidad de las fuerzas políticas de lo inadmisible e intolerable del pensamiento ofensivo del actual alto puesto. Pero lo fundamental radica en el empuje del pueblo.

¿Futuro?  

La perspectiva es dudosa de manera que la convocatoria a las calles sigue en pie. Salvador Tio lo confirmó: “sí, la Cámara no interviene; nos espera entonces un período de paralización en la gestión de gobierno de esta funesta administración. El liderato de Cámara y Senado del Partido Nuevo Progresista (PNP) está en una encerrona. Cada día que pase disminuye la base de apoyo del Gobernador y de la representación del PNP en la Legislatura. Si se creen que el pueblo se va a cansar de protestar y que pueden sostener a este muerto político en Fortaleza se equivocan. La presión seguirá aumentando hasta estallar”.

Con la filtración de 889 páginas de mensajes, de un grupo de Telegram que gestaba Rosselló junto con sus más cercanos, se demostró la calaña retrógrada de la cúspide política de Puerto Rico, la cual además, ya se supo, está siendo investigada por el FBI por casos de corrupción. Raúl Maldonado, jefe de la Agencia Tributaria ha denunciado que el organismo supervisado está carcomido por la corrupción, controlado por una mafia institucional de burócratas gubernamentales que cobraban dinero a cambio de favores como la cancelación de deudas y la anulación de multas.

Racismo de clase

Es harto conocido que el rico desprecia al pobre aunque este último puede llegar a pensar, luego de adiestramientos en demagogia de parte del poder, que aquellos por quienes votó pueden identificarse con sus problemas. Se trata de un espejismo del pensamiento mágico. Roselló, por ejemplo, compartió una fotografía de un barrio humilde, en el entorno de su casa de veraneo en Cayey, con el siguiente hashtag: “así no podemos pedir la categoría de Estado”.

Puerto Rico exige renuncia del Gobernador/ cubadebate
(Foto: cubadebate.cu)

Como si eso no bastara se vanaglorió de sus crímenes económicos como los de frenar la auditoria sobre la deuda gubernamental. En 2016 el gobierno colonial se vio obligado a decretar el impago de la deuda pública que en aquel momento ascendía a 62 mil millones de dólares.

También se calificó de hombre fuerte luego de privatizar la Compañía Eléctrica nacional y los servicios de transbordador de los municipios insulares de Vieques y Culebra, para mellar a los que menos tienen.

Los mensajes filtrados revelan asimismo que los colaboradores de Roselló, a través de grupos de presión, lograron que la Junta de Control Fiscal, impuesta por el gobierno federal de los Estados Unidos, modificara documentos lesivos que comprometían el supuesto transparente ejercicio de administración.

En el intercambio de notas, tanto el Gobernador como sus acólitos despreciaron a sus opositores y al boricua común. La gran prensa intenta asentar en la matriz de opinión el lado irrespetuoso de los textos, los cuales ciertamente son indignantes también por homofóbicos, sin embargo, lo esencial se asienta en su nulo compromiso con la realidad. La Isla, desde 1952, se encuentra bajo el esquema de Estado Libre Asociado (ELA), formación vista por el Partido Nuevo Progresista (PNP), al que pertenece Roselló, como un pacto entre Puerto Rico y los Estados Unidos.

Condición rechazada por la vicepresidenta del Partido Independentista de Puerto Rico (PIP) María de Lourdes Santiago: “Nos decían -nos dicen todavía-, que nosotros no vivimos en una colonia porque de hecho la palabra colonia no existe en el derecho estadounidense. Para entender la inferioridad política de PR se inventaron el termino Territorio no incorporado. Una relación definida por los EE.UU como la naturaleza de un pacto, sellando el engaño: porque Puerto Rico ni es un Estado, ni es Libre, ni está asociado”.

Y esa cruda verdad se va colando en el entendimiento borinqueño, poco a poco. Y a pesar de la polaridad de opiniones en este tema, relacionados con la ideología política que se profese, lo cierto es que en estos momentos existe una gran mayoría indignada con sus máximos representantes.

Un botón de muestra se evidenció cuando la Asociación de Alcaldes informó que los actos tradicionales del 25 de julio, celebración por el ELA, en el 67 aniversario de ese hecho, serían suspendidos para darle paso a una manifestación en el Municipio de San Lorenzo contra el gobernador.

La Asociación de Alcaldes de Puerto Rico, está conformada por 45 alcaldes populares (calificados por algunos expertos como novoprogresistas) de los 78 que tiene la Isla.

José Román Abreu, presidente de la organización y alcalde de San Lorenzo, junto a Eric Bachier, alcalde de Arroyo, consideraron que el momento que enfrenta el país “requiere de cada uno de nosotros, con el mayor sentido de unidad y propósito para exigir, como una sola voz, la salida de Ricardo Rosselló”.

Acción y más acción

Mientras, el PIP, secundado por el Partido Popular Democrático (PPD) le exigió al liderato de la legislatura una inmediata investigación que abra el camino al proceso de residenciamiento contra el funcionario público.

Ricardo Roselló ha atentado contra el orgullo boricua, al que desprecia porque su anhelo cimero es ver a Puerto Rico como un Estado de pleno derecho de los Estados Unidos.

Entonces esta circunstancia es propicia para alentar sentimientos patrios, enraizados en la conciencia aunque adormecidos por años de vivir en una cultura de la dependencia, la que puede equipararse a una emboscada psicológica. Para la exsenadora por el PIP, María de Lourdes Santiago está claro:” secuestrados, deslumbrados con el secuestrador, encerrados en un lugar en el que no tenemos vía visible todavía de salida, con algunos de esos rehenes desesperados por continuar satisfaciendo los intereses de los maleantes”.

Solo que los maleantes están cavando su propia tumba. Su racismo de clase los hace ser imprudentes, les desata el odio y el desprecio porque su columna vertebral política y de prebendas únicamente puede tener legitimidad al vincularse con el gran capital transnacional, pero incluso este cuando siente que su imagen política es mancillada, les da la espalda. Todavía está por verse cómo reaccionarán.

Por mucho que Roselló diga va a mantenerse al frente de Puerto Rico hasta 2020 (elecciones igual que en EE.UU), la duda en hombres como él, está sembrada. Ya renunció el secretario de Estado, Luis Gerardo Rivera Marín así como el jefe de la Autoridad de Asesoría Financiera y Agencia Fiscal (Aafaf) Christian Sobrino.

El pueblo ha comenzado a hablar y lo más importante, a salir a las calles para demostrar lo que vale.

En Puerto Rico, llegamos al millón

VIDEO en ArgosIs-COMITÉ Por la Descolonización de Puerto Rico)