Reino Unido envía segunda nave de guerra en el Golfo

Reino Unido envía segunda nave de guerra en el Golfo

Reino Unido anunció este viernes el despliegue de un segundo buque de guerra en el Golfo, dos días después de un incidente con la marina iraní que, según Londres, intentó impedir el paso de un petrolero británico por el estrecho de Ormuz.

El “HMS Duncan” se dirige al Golfo para relevar a la fragata “HMS Montrose” en el lugar y seguir garantizando la “libertad de navegación” en esta zona, dijo un portavoz del ejecutivo británico.

Esta rotación, que estaba programada, fue adelantada, agregó una fuente de defensa, que no precisó cuánto tiempo permanecerán las naves en la región.

Según una fuente gubernamental, el ejecutivo elevó también el martes su escala máxima de alerta en aguas territoriales iraníes para los buques británicos, y dio recomendaciones de seguridad a compañías que operan en la región.

La tensión en torno al estrecho de Ormuz, por el que transita casi un tercio de los envíos marítimos de crudo, se agudizó en las últimas semanas desde los ataques de origen desconocido contra petroleros y la destrucción de un dron estadounidense por Irán.

Teherán, acusado por Washington de estar en el origen del sabotaje de los petroleros, negó toda responsabilidad, y denunció por su parte la intención de Estados Unidos de “causar un shock petrolero” mediante la imposición de sanciones severas y un embargo a sus exportaciones de crudo.

DETENCIONES EN GIBRALTAR

Un nuevo incidente se agregó el miércoles cuando la marina militar iraní intentó, según Reino Unido, “impedir el paso” de un petrolero británico, el “British Heritage”, en el estrecho de Ormuz.

El “HMS Montrose”, que llegó a su rescate, debió “lanzar advertencias verbales” a los barcos iraníes para que se retiraran, agregó.

Los Guardianes de la Revolución, ejército de élite del régimen de Irán, negaron toda confrontación reciente con naves extranjeras.

Este incidente ocurre después de que el presidente iraní Hasan Rohani advirtió el miércoles a Londres con “consecuencias”, luego de que Reino Unido interceptó a un petrolero iraní, el “Grace 1”, en Gibraltar.

De 330 metros, este petrolero fue interceptado el 4 de julio por la policía y las aduanas de Gibraltar, asistidas por un destacamento de la Marina Real británica, frente a este territorio británico situado en el extremo sur de España.

Gibraltar sospecha que trató de entregar petróleo a Siria en violación de las sanciones europeas contra el régimen de Bashar al-Assad, lo que Teherán niega, denunciando el hecho como un acto de “piratería”.

El buque contenía 2,1 millones de barriles de crudo, su capacidad máxima, indicó este viernes el jefe del gobierno del territorio británico, Fabian Picardo.

El viernes, la policía de Gibraltar arrestó a dos oficiales del petrolero, y precisó que son de nacionalidad india, como el capitán y el primer oficial detenidos el jueves.