Rusia multiplica por 30 la cantidad de misiles de crucero en seis años

El Ejército de Rusia incrementó más de 30 veces la cantidad de misiles crucero en los últimos seis años, declaró el lunes el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, en sesión plenaria de la Duma rusa (Parlamento.

“Las medidas tomadas permitieron para 2019 incrementar la cantidad de portadores de armas de alta precisión de emplazamiento terrestre, naval y aéreo en más de 12 veces y en más de 30 la cantidad de misiles de crucero de alta precisión”, afirmó el titular, quien asumió su cargo a fines de 2012.

Shoigú recordó que en 2012 las Fuerzas Armadas de Rusia apenas disponían de misiles de alta precisión de largo alcance.

“Sólo teníamos 30 aviones portadores en buen estado y 37 misiles de crucero de emplazamiento aéreo”, constató.

Según el titular, “debido a que la preparación de las misiones de vuelo demoraba 44 días no se podía hablar de un uso efectivo de este tipo de armas”.

Además, el ministro se refirió a la precaria situación de la aviación no pilotada en la época en que asumió su cartera, al comentar que las Fuerzas Armadas disponían de 91 sistemas obsoletos de drones fabricados en la década de 1970, totalmente ineficaces en la actualidad.

Al respecto señaló que durante el año en curso los militares rusos recibirán los primeros drones de exploración y asalto.

“Durante los últimos seis años se crearon 38 unidades militares que recibieron en sus arsenales más de 2,000 drones modernos. A partir de este año comenzarán a recibir sistemas de exploración y asalto de alcance medio”, afirmó.

Para el titular, “este impulso cualitativo en el desarrollo de la aviación no tripulada abrió nuevas posibilidades de detección y destrucción de las instalaciones del enemigo”.

“Gracias al uso de láser en los drones se le dio una segunda oportunidad a los proyectiles de artillería Krasnópol de alta precisión, anteriormente poco solicitados. Esto permitió reducir el gasto de los proyectiles, no más de dos por objetivo, y se incrementó su alcance”, añadió.

En una especie de balance no declarado de su gestión, Shoigú informó de que “en seis años las Fuerzas Armadas recibieron 109 misiles balísticos intercontinentales Yars, 108 misiles balísticos para submarinos, tres submarinos estratégicos Boréi, 57 naves espaciales, siete submarinos”.

Además, sumó a la lista “17 sistemas de misiles costeros Bal y Bastión, y 3,712 tanques nuevos y modernizados y otros vehículos blindados, más de 1,000 aviones y helicópteros, 161 buques, navíos y lanchas”.

El titular afirmó que estas entregas permitieron reequipar 12 regimientos de misiles Yars, 10 brigadas de misiles Iskander, 13 regimientos aéreos con cazas MiG-31BM, Su-35S, Su-34, tres brigadas de aviación militar y seis regimientos de helicópteros con Ka-52 y Mi-28.

Además, la entrega de nuevos armamentos benefició a 20 regimientos de defensa antiaérea que obtuvieron sistemas S-400, 23 divisiones con complejos Pantsir-S, 17 divisiones con sistemas Bal y Bastión.

El titular afirmó que todas estas unidades se encuentran en estado de preparación permanente.