Sri Lanka impone toque de queda y bloquea redes tras disturbios

Sri Lanka decreto hoy un toque de queda en todo el pais y bloqueo las redes sociales tras una oleada de violencia contra la comunidad musulmana que comenzo el domingo en una ciudad cercana a Colombo, menos de un mes despues de los ataques contra iglesias y hoteles de lujo que causaron 253 muertos.

El toque de queda permanecera en vigor hasta las 04:00 del martes, hora local (22.00 del lunes GMT), informo el portavoz de la Policia de Sri Lanka, Ruwan Gunasekara, en un comunicado.

La violencia contra la comunidad musulmana comenzo ayer en la ciudad de Kurnegala, a unos 100 kilometros de la capital isleña, obligando al Gobierno a limitar el derecho de reunion y de movimiento en esa zona durante la noche del domingo al lunes.

«Aunque se han causado daños a algunas propiedades, no se han reportado heridos o fallecidos», indico Gunasekara en el comunicado.

De acuerdo con un vecino de Kurunegala que pidio el anonimato, la violencia estaba claramente dirigida contra los musulmanes.

«Habia jovenes armados con barras de hierro y de madera deambulando en grandes numeros. Muchas tiendas han sido atacadas, para ellos es facil identificar que comercios pertenecen a los musulmanes porque son los unicos que estaban cerrados», señalo.

A pesar del toque de queda, la violencia entre comunidades se extendio a otras areas cercanas a lo largo del dia llevando a las autoridades a imponer restricciones en el noroeste del pais y, ahora, en toda la isla.

Las redes sociales tambien ha sido bloqueadas por el Gobierno de Sri Lanka para evitar la difusion de rumores e informaciones falsas.

Por Otro Lado:  Subió la población que no puede adquirir la canasta alimentaria

«Hemos observado que las redes sociales han estado alimentando la tension entre las comunidades», explico Gunesekara.

El jefe del Estado Mayor de la Defensa, el almirante Ravindra Wijegunarathnam, afirmo en un comunicado que han sido desplegados tanto soldados en uniforme como vestidos de civil para contener la violencia.

«Estos incidentes solo van a causar mas presion en las fuerzas de seguridad que ya estan movilizadas para operaciones, asi que hacemos un llamamiento a no involucrarse en esta violencia», lamento Wijegunarathnam.

La violencia llega semanas despues de la serie de atentados coordinados del Domingo de Resurreccion contra tres iglesias y tres hoteles de lujo, que causaron 253 muertos y mas de 500 heridos.

Los investigadores han apuntado a que los atacantes suicidas pertenecian a las organizaciones extremistas locales National Thowheed Jamath (NTJ) y Jammiyathul Millathu Ibrahim (JMI), responsables de los ataques, reivindicados por el grupo yihadista Estado Islamico.

Tras los ataques, las autoridades religiosas de la comunidad musulmana decidieron suspender temporalmente los rezos comunitarios de los viernes por miedo a ataques de represalia.

El presidente de la Conferencia Episcopal de Sri Lanka, el cardenal Albert Malcolm Ranjith, ha hecho multiples llamamientos a la calma.

IM