Todos los detalles del conflicto entre Estados Unidos e Irán

Las raíces de la última crisis entre Irán y EE.UU. se remontan a 2018, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se retiró del acuerdo nuclear iraní, uno de los logros distintivos de su predecesor, Barack Obama, y reimpuso duras sanciones al país.

Desde entonces, Irán ha amenazado con exceder los límites de enriquecimiento permitidos en virtud del acuerdo nuclear y es acusado por EE.UU. de tomar medidas en todo el Medio Oriente, diseñadas para presionar al gobierno Trump.

El derribo del avión no tripulado estadounidense es sólo el último de una serie de provocaciones entre las dos naciones. Estados Unidos también culpó a Irán de las explosiones en dos petroleros la semana pasada en una de las rutas de transporte estratégicas más importantes del mundo, el Estrecho de Ormuz, así como en cuatro barcos comerciales frente a las costas de los Emiratos Árabes Unidos el mes pasado.

Irán ha negado categóricamente la responsabilidad de los ataques a barcos.

Todos los detalles del conflicto entre Estados Unidos e Irán

Las relaciones entre las dos naciones parecieron tomar un giro peligroso el lunes, cuando el gobierno Trump anunció el despliegue de 1.000 militares y recursos adicionales en el Medio Oriente.

Washington dijo que fue en respuesta al “comportamiento hostil de las fuerzas iraníes que amenazan al personal e intereses de Estados Unidos en toda la región”.

El Estrecho de Ormuz, que tiene solo 34 kilómetros de ancho en su punto más estrecho, es la única forma de transportar petróleo de los productores del Golfo Pérsico a los océanos del mundo, por lo que el ataque a las dos naves en el cercano Golfo de Omán generó tanta preocupación.

Las tensiones en el área afectan los precios del petróleo y si el estrecho se cerrara debido a la amenaza de ataques en curso, podría impactar dramáticamente la economía mundial.

Lee también: Una de ellas será la elegida para ir a la luna: Quiénes son las 12 astronautas que podrían hacer el viaje

¿Qué pasó con el dron?

El jueves, la Guardia Revolucionaria de Irán dijo que había derribado a un “avión espía estadounidense intruso” después de ingresar al territorio del país.

Aunque Estados Unidos confirmó que un avión no tripulado había sido derribado, el gobierno de Trump insiste en que el incidente ocurrió en el espacio aéreo internacional sobre el Estrecho de Ormuz.

Todos los detalles del conflicto entre Estados Unidos e Irán

El derribo de un avión no tripulado por parte de Teherán fue una advertencia de que las fuerzas armadas iraníes son capaces de contrarrestar cualquier “agresión extranjera”, dijo el jefe del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria de Irán, el mayor general Hossein Salami.

El jueves emitió una declaración con una fuerte redacción diciendo que la nación “no quería la guerra con ningún país”, pero estaba “completa y totalmente lista y preparada para la guerra”. Este sentimiento no le cayó particularmente bien a Trump, quien tuiteó que “Irán cometió un gran error”.

Sin embargo, más tarde el presidente minimizó esas palabras, calificando el derribo como “una nueva arruga, una nueva mosca en la sopa” y le pareció “difícil creer que fuera intencional”.

Tanto Washington como Teherán continúan discutiendo sobre la ubicación del derribo, mientras Irán sostiene que fue derribado sobre su territorio.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán, Javad Zarif, tuiteó una línea de tiempo del incidente del jueves, que incluía las coordenadas de donde dice que el avión no tripulado fue atacado.

Estados Unidos respondió a las afirmaciones de Irán con sus propias coordenadas, sugiriendo que el avión no tripulado había estado volando en el espacio aéreo internacional, en un punto a unas nueve millas náuticas al suroeste de las coordenadas de Irán.

Lee también: Una pequeña babosa causó caos en el tren de alta velocidad de Japón

¿Por qué todos hablan de aguas internacionales y espacio aéreo?

La ubicación precisa de donde fue derribado el avión no tripulado estadounidense se ha convertido en un punto clave de la discordia.

Todos los detalles del conflicto entre Estados Unidos e Irán

Es probable que Irán pueda justificar legalmente su respuesta al derribar el avión no tripulado si efectivamente violó el espacio aéreo soberano, especialmente si estaba involucrado en “espiar y recopilar información”.

Luego podría usar la justificación de la legítima defensa: caminando por una línea delgada entre enviar una señal al gobierno Trump, al tiempo que evita las represalias militares.

Los iraníes claramente están tratando de demostrar su capacidad para defenderse y desalentar la acción estadounidense. Probablemente asumieron que al atacar a un avión no tripulado, podrían enviar ese mensaje con un riesgo mínimo”, dijo el analista militar de CNN John Kirby, contralmirante retirado de la Armada.

Lee también: Golpe de estado fallido en Etiopía terminó con el jefe del Ejército asesinado por su guardaespaldas

¿Qué tan cerca está Estados Unidos de la guerra?

Trump ahora está atrapado entre los republicanos que exigen una respuesta a la caída del avión no tripulado, y los demócratas en el Congreso que advierten que el presidente podría perder el control de la situación y llevar a Estados Unidos a la guerra.

El jueves por la noche, Trump suspendió abruptamente los ataques militares contra Irán después de aprobarlos previamente en represalia por el disparo del avión no tripulado.

“Fuimos montados y cargados para tomar represalias anoche en 3 lugares diferentes”, escribió Trump en Twitter el viernes.

“10 minutos antes del ataque lo detuve”.

Causar tantas bajas, agregó, no habría sido “proporcional a derribar un avión no tripulado”.

Los objetivos militares de EE.UU. habrían sido un conjunto limitado de radares y baterías de misiles iraníes, dijo a CNN un funcionario estadounidense con conocimiento directo del asunto, quien habló en condición de anonimato debido a la sensibilidad de la información. No se habían lanzado armas estadounidenses cuando se tomó la decisión de cancelarlo.

The New York Times reportó por primera vez los ataques abortados.

Lee también: “Otro mundo es posible”: Activistas climáticos se tomaron mina de carbón y hasta las líneas del tren en Alemania

¿Cómo sería el conflicto?

La última vez que Estados Unidos fue a la guerra en el Medio Oriente fue en 2003 en Iraq.

Pero una guerra con Irán probablemente se vería diferente, ya que posiblemente Irán use sus redes de colaboradores regionales para atacar a Estados Unidos y sus aliados lejos de Teherán. Mientras que por cada métrica militar convencional, EE.UU. superaría a Irán, la mayor vulnerabilidad de Estados Unidos es la estabilidad regional y el costo para la economía global, que es con lo que Irán cuenta.

Aunque EE.UU. puede contar con Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos si quisiera actuar sobre las recientes tensiones con Irán, no encontrará muchos otros voluntarios entusiastas, informa Ben Wedeman de CNN.

El gobierno de Trump enajenó a los aliados europeos al alejarse del acuerdo con Irán el año pasado. Los franceses y los alemanes, en particular, tienen pocas probabilidades de respaldar la acción militar, y el Reino Unido, consumido por el brexit, probablemente tampoco tendrá apetito, dice Wedeman.

Incluso con la ayuda de Israel, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, EE.UU. no se acercará a la potencia y al apoyo político que el presidente George W. Bush pudo reunir en su “coalición de voluntarios” durante la invasión de 2003 de Iraq.

Mientras tanto, Irán tiene muchos recursos potenciales a su disposición, incluidos Hezbolá en el Líbano, los hutíes en Yemen y un conjunto de milicias en Iraq. Es posible que Teherán también pueda recurrir a sus estrechos vínculos con Siria, después de ayudar a mantener al presidente Bashar al Assad en el poder.