Tragedia de Boeing genera paralización de vuelos al nivel mundial y derrumbe de sus acciones

Tragedia de Boeing genera paralización de vuelos al nivel mundial y derrumbe de sus acciones

La caída del Boeing 737 MAX de Ethiopian Airlines desató un efecto dominó inesperado que golpeó de lleno en la confianza que la gente y los países tenían de la seguridad de esta aeronave como también el mercado, que se vio violentamente sacudido con el desplome de acciones y una férrea orden al fabricante para que realice cambios que le abran nuevamente las puertas del espacio aéreo.

Y es que la tragedia que dejó 157 víctimas en las cercanías de Adís Abeba, capital de Etiopía, no fue la de cualquier avión, sino la de la marca y modelos más prestigiosos de la firma aeronáutica estadounidense que hace menos de seis meses tuvo un accidente similar en el Mar de Java, Indonesia, al caer a sus aguas un Lion Air con 189 personas a bordo el 29 de octubre de 2018 y cuya caja negra indicada problemas en el indicador de velocidad.

Este escenario hizo que muchos países optaran por suspender los vuelos de las aerolíneas que operan con el 737 MAX 8 y 737 MAX 9, o cerrarles el espacio aéreo para evitar que caigan en su territorio hasta no constatar que están en buenas condiciones para emprender viajes como la misma Etiopía, China, Indonesia, Singapur, Corea del Sur, Mongolia, Osmán, Australia, Reino Unido, Alemania, México, Brasil y Argentina.

Hasta ahora varias aerolíneas europeas han seguido operando con las aeronaves, India también e incluso Estados Unidos que, a través de su Agencia Federal de Aviación (FAA), ordenó a Boeing hacer modificaciones a los Boeing señalados, incluyendo el sistema de control MCAS, solicitud que debe cumplir “a más tardar en abril”.

No obstante ello, la FAA optó por no inmovilizar la flota de 737 MAX 8 en tierra, al contrario de lo establecido en Indonesia y China.

DESPLOME DE MERCADO

Lo ocurrido con el Boeing de Ethiopian Airlines hizo que las acciones del fabricante cayeran estrepitosamente el lunes en Wall Street, afectada por la inmovilización de los 737 MAX 8 en China e Indonesia.

Cada instrumento bajó un 5,36% hasta 399,89 dólares, frenando el alza del Dow Jones, el índice principal de la Bolsa de Nueva York.

Los títulos de la compañía llegaron a bajar hasta un 13,5%, luego de que la campana diera inicio oficial a la sesión de la bolsa que marca el flujo de la economía mundial, lo que corresponde a una pérdida de más de 30.000 millones de dólares de capitalización bursátil.

El 737 MAX, una gran fuente de ingresos para la empresa estadounidense, entró en servicio en mayo de 2017 y más de 350 ejemplares vuelan actualmente.

Este lunes, Boeing decidió posponer la presentación oficial de la nueva versión de su 777, el 777X. El lanzamiento estaba previsto para el miércoles. No obstante, aclaró que la decisión no afecta el calendario de puesta en servicio de la aeronave.

Un Boeing 737 de Ethiopian Airlines se estrella con 157 personas a bordo