Detienen a más de mil en marcha por elecciones justas

La Policia rusa arresto a mas de mil manifestantes que exigian en la capital rusa unas elecciones “libres y justas”, pese a la creciente presion ejercida contra la oposicion durante los ultimos dias.

Las fuerzas de seguridad moscovitas realizaron detenciones masivas entre los participantes quienes llegaban a la principal arteria de Moscu, la Avenida Tverskaya, al grito de “Vergüenza” o “Queremos elecciones libres”, y les hicieron retroceder por la fuerza hacia las calles adyacentes.

Segun las cifras oficiales de la Policia local, participaron unas tres mil 500 personas en la concentracion, incluidos unos 700 periodistas y blogueros. “Mil 074 personas fueron detenidas por infracciones diversas”, detallo el comunicado oficial.

Esta concentracion no autorizada frente al Ayuntamiento de la capital se produjo menos de una semana despues de una manifestacion sin precedente desde el movimiento que acompaño al regreso de Vladimir Putin al Kremlin en 2012.

La oposicion ha denunciado el rechazo de las candidaturas independientes a las elecciones locales del proximo 8 de septiembre, que se anuncian dificiles para los candidatos que apoyan al poder.

“No llevabamos armas”

“Nos manifestabamos pacificamente, no llevabamos armas. No les dimos ningun motivo para detenciones tan violentas”, conto Anastassia Zabaliueva, de 27 años, profesora de frances e ingles.

Los domicilios y las oficinas de varios candidatos excluidos fueron registrados con antelacion y, el miercoles pasado, el principal opositor al Kremlin, Alexei Navalni, fue condenado a 30 dias de prision por violacion de “las reglas de las manifestaciones”.

Estas acciones judiciales tienen lugar tras la apertura de una investigacion por “obstaculizacion del trabajo de la Comision Electoral” de Moscu, a raiz de manifestaciones registradas a mediados de julio.

Por Otro Lado:  Astronautas del Apolo 11 y Trump celebran llegada del hombre a la luna

Dificil panorama

La popularidad de Vladimir Putin, que aumento tras la anexion de Crimea, bajo desde que fue reelegido para un cuarto mandato el año pasado, y los comicios de septiembre se presentan dificiles para el poder, especialmente en Moscu y San Petersburgo.