Hezbollah se ha convertido en el principal problema del Líbano: Noticias de Israel

Imagen ND / 29 oct 2019.- El primer ministro libanés Saad Hariri sorprendió este martes con un mensaje televisado en el que adelantaba presentar su renuncia, luego de dos intensas semanas de protestas contra el gobierno, auspiciadas por cientos de partidarios de Hezbollah.

Considerada como una organización terrorista por gran parte del mundo, Hezbollah son las que dominan el gobierno, así lo expresa la agencia de noticias AP.

En paralelo al discurso de Hariri, cientos de aliados a Hezbollah desmantelaron el principal campamento de protesta contra el gobierno en la capital de Líbano, prendiendo fuego a las tiendas de campaña, destrozando sillas de plástico y persiguiendo a los manifestantes.

Las multitudes exigen la dimisión del gobierno, una revisión del sistema político del país y el fin de las crecientes cargas financieras que se les imponen.

De acuerdo con el portal el Estado libanés tiene una relación muy estrecha con Hezbolá, sobre todo en materia económica. Hezbolá tiene grandes inversiones en el sector bancario libanés y en una amplia gama de empresas. En el frente político, es más fuerte que nunca.

Resalta que en mayo de 2018, en las elecciones, la alianza política liderada por Hezbolá obtuvo algo más de la mitad de los escaños parlamentarios, considerado así como un factor importante en la popularidad de Hezbolá, especialmente entre la población chiíta del Líbano, es la vasta red de servicios sociales, financiados por Irán, que gestiona, que proporciona atención sanitaria, educación, finanzas, bienestar y comunicaciones. Agrega que prácticamente ha asumido la función del Estado en muchas áreas. Los organismos que proporcionan la prestación social se utilizan para difundir la ideología de Hezbolá y fortalecer su posición dentro de la sociedad libanesa.

Nueve meses después, con la formación del gobierno después de las elecciones, reflejaba la posición dominante alcanzada por Hezbolá y sus aliados. A la organización se le asignaron tres ministerios, mientras que el Ministerio de Finanzas fue a un aliado de Hezbolá. “El poder tiene razón en el Líbano, y Hezbolá domina dentro del gobierno porque está respaldado por el patrocinio financiero y militar de Irán. La corrupción en los círculos oficiales y la explotación de la población son endémicas”, expresa el trabajo realizado por Neville Teller.