La alarmante advertencia de EE. UU: Crece la presencia del ELN en Venezuela

Imagen referencial. Fuente: Notitotal

Este viernes 1 de noviembre el Departamento de Estado de los Estados Unidos alertó acerca de la “creciente presencia” en Venezuela de la guerrilla colombiana Ejército de Liberación Nacional (ELN), a la vez que acusó a Caracas de ofrecer un ambiente permisivo para grupos terroristas, entre los que citó a disidentes de las FARC y seguidores de la organización chií libanesa Hizbulá.

Las porosas  fronteras del país ofrecen un ambiente permisivo con grupos terroristas conocidos (…) Individuos vinculados a disidentes de las FARC y el ELN, así como seguidores o simpatizantes de Hizbulá, estaban presentes en el país”, señaló el informe anual sobre el terrorismo en el mundo del Departamento de Estado, publicado este viernes y relativo a 2018.

En concreto, advirtió de “la creciente presencia y control territorial” del ELN en Venezuela, al señalar reportes creíbles de sus actividades en los estados venezolanos de Amazonas, Apure, Bolívar, Guárico, Táchira y Zulia.

El informe subrayó que “los lazos financieros entre disidentes de las FARC, el ELN y otros grupos paramilitares facilitaron la redes de corrupción pública por parte funcionarios y miembros del Ejército venezolano”, entre los que mencionó “el tráfico ilegal de narcóticos y oro”.

Lea también: Guaidó y Maduro, seis meses de una “convivencia mutua” bajo amenaza constante de agresión

Desde que Washington reconociera en enero al líder opositor y presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como presidente interino de Venezuela, el Gobierno del presidente Donald Trump también ha impuesto sanciones contra cerca de un centenar de personas y entidades vinculadas al Ejecutivo del presidente Nicolás Maduro, además de restringir el comercio de petróleo y oro venezolano.

Estados Unidos fue el primer país del mundo en reconocer a Guaidó, al que sumaron posteriormente más de medio centenar de naciones, la mayoría del continente americano.

Venezuela vive una grave crisis económica y una situación de inestabilidad política desde el 10 de enero, cuando Maduro volvió a tomar posesión del cargo de presidente tras imponerse en las elecciones de mayo de 2018, no reconocidas por parte de la comunidad internacional.

Con información de El Carabobeño