Maduro le envió una carta a Michelle Bachelet e insiste en que no hay violación a los DD.HH.

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, envió una carta a la Alta Comisionada de Derechos Humanos de la ONU, Michelle Bachelet, para manifestarle su opinión tras el informe que presentó el Ginebra. Fue el ministro de Relaciones Exteriores, Jorge Arreaza quien lo difundió mediante su cuenta de Twitter.

«¿Se puede hablar de ‘crisis humanitaria’ cuando el Gobierno de Estados Unidos ha despojado a Venezuela de 30.000 millones de dólares de sus activos petroleros en el extranjero y ha bloqueado y confiscado más de 7.000 millones de dólares para la compra de alimentos y medicinas?», dice Maduro en la carta.

Maduro agrega en la carta que se trata de «un informe plagado de falsas afirmaciones, tergiversaciones y manipulaciones en el uso de datos y fuentes; carente de equilibrio y rigor, abiertamente parcializado«.

Asimismo, agrega que «presenta un panorama distorsionado de la situación de derechos humanos en nuestro país», planteando que «sepa usted que Venezuela seguirá de pie, victoriosa, que ningún falaz informe, ni agresión, podrá con nuestra férrea determinación».

En el texto también sostiene que «su reporte se alinea de manera lamentable con el relato mediático y político impuesto desde Washington, que agrede simbólicamente a Venezuela al repetir el guión acerca de la existencia de un supuesto gobierno dictatorial».

Asimismo, sostiene que «no puede llamarse dictadura» a un proyecto legitimado «23 veces en las urnas electorales en los últimos 20 años». Además, enfatiza en que el chavismo «redujo la pobreza».

Maduro también sostiene que el informe «desconoce la verdad histórica» de América Latina e «ignora el titánico esfuerzo del Estado venezolano por proteger a su población de los incuantificables daños materiales y humanos producidos por el criminal bloqueo de Estados Unidos y sus aliados».

Agregó que «lamentablemente, usted ha cedido a las presiones», y planteó que «tristemente se ha puesto del lado de los verdaderos violadores de derechos humanos del pueblo venezolano».